INCENDIO EN LA ESCUELA BABBS SWITCH (1924)

Hobart es un pueblo que se encuentra en el estado de Oklahoma, y pertenece al condado de Kiowa, en los Estados Unidos. Cerca del pueblo, se construyó la escuela infantil Babbs Switch. Como cada diciembre, en la escuela se celebraba la Christmas Eve, es decir, la Nochebuena.

Años atrás, la escuela sufrió los desperfectos producidos por una tormenta. A raíz de eso, fue remodelada. Las fachadas se pintaron con una solución de aguaras y se pusieron rejas metálicas en todas las ventanas para evitar el vandalismo. La superficie construida de la escuela oscilaba alrededor de los 60 m2. La misma disponía de una única salida que abría hacia el interior, aunque existía una puerta pequeña cerca de la cisterna, pero que casi nadie conocía.

Aquella noche del 24 de diciembre de 1924, nevó levemente. Dentro de la escuela se congregaron alrededor de unas 200 personas, muchos de ellos niños y niñas. Un árbol (cedro seco) de Navidad era el centro de atención de todos los asistentes. Estaba decorado con velas encendidas. Empezaba el programa para obsequiar a los niños los regalos que Santa Claus había dejado para ellos. En una de las entregas, Santa Claus tiró de uno de los regalos que colgaba en una de las ramas y ésta, se balanceó tirando la vela encima de las decoraciones, hechas de algodón y oropel. Otras crónicas también hablaron de que la vela se cayó en el vestido de una niña, y éste se encendió de inmediato.

En pocos segundos, el árbol prendió con gran combustión. También lo hicieron las cortinas y telas que decoraban el escenario. Uno de los presentes intentó sofocar el incendio con una silla según cuenta algún testimonio de la tragedia, pero le fue del todo imposible. Los asistentes que se encontraban cerca de la puerta pudieron evacuar, pero, al existir una única salida, la aglomeración se produjo de inmediato. Además, la puerta, al abrirse en contra de la evacuación, también dificultó sobremanera la salida de las demás personas. Algunas de ellas intentaron huir de las llamas abriendo las ventanas. Eso hizo que el viento entrara por ellas y avivara el incendio. Además, debido a las reformas posteriores, no se podía evacuar por las ventanas debido a la existencia de dichas rejas metálicas. La escuela se iba llenando de humo tóxico.

Lápida para las víctimas del incendio de Babbs Switch, en el cementerio Rose en Hobart, Oklahoma.

Los primeros evacuados intentaron llevar a los heridos hacia el hospital de Hobart. En pleno diciembre, los propietarios de los coches drenaron los radiadores de sus coches para que no se congelaran. Al trasladar los heridos hacia el hospital, algunos coches se recalentaron debido a que muchos de ellos se olvidaron de llenar de agua los radiadores. Eso retrasó el traslado obligando a muchos de ellos a parar en algunas casas para obtener agua y hacer funcionar sus coches. El primer coche que llegó a Hobart, dio la alarma y muchos de los vecinos corrieron a socorrer a los heridos que se encontraban en el exterior de la escuela.

Según la NFPA, es el sexto incendio escolar más mortífero registrado en los Estados Unidos.

La tragedia de Babbs Swicth aún se recuerda en Hobart. El resultado fue de 37 personas muertas, entre ellas muchos niños y niñas. Una de las personas que murió en el incendio se iba a casar en breve. Familias enteras perecieron aquel día. El incendio de Babbs Switch, hizo cambiar las normas de seguridad contra incendios en el estado de Oklahoma.

Actualmente, donde antes se erigía la escuela, hay un monumento que recuerda las víctimas del incendio ubicado en la carretera 183 a unos 8 km, al sur de Hobart. 

Iván Matavera
contacte@ivanmatavera.com
www.ivanmatavera.com
Profesional y técnico acreditado para la elaboración de planes de autoprotección por la Generalitat del gobierno de Catalunya. Trabaja en el ámbito de la planificación y la gestión de las emergencias desde hace más de 15 años.
Con experiencia laboral en el campo de la protección civil (autoprotección, planes territoriales), informes de evaluación de condiciones de seguridad contra incendio de instalaciones, elaboración y levantamiento de planos en AutoCAD, formación en emergencias y planes de autoprotección, asesoramiento, apoyo y seguimiento en la realización de simulacros, reales o de despacho, entre otros aspectos de la protección contra incendios.
Focalizado también en el comportamiento humano en caso de emergencias, la ingeniería del fuego y el comportamiento del humo y las estructuras.
Actualmente, cursa el Master en Ingeniería y Protección contra incendios en la UNED.

www.ivanmatavera.com/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×