Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo Industrial

Introducción temática al nuevo ciclo de
Mañanas de Protección
contra Incendios”

Este artículo contiene imágenes sensibles que pueden afectar e impresionar al lector.

En este ciclo de charlas trataremos el tema de la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo Industrial, un tema en el que me ocupa por más de 20 años, asesorando en todo el mundo sobre la implementación de Programas Integrales de Seguridad Eléctrica (“PISE”) en lugares de trabajo. Este es un tema que se asume como atendido en la mayoría de las empresas e industrias, pero por lo general está desactualizado, fuera de cumplimiento normativo y de esta forma el personal queda peligrosamente expuesto a los riesgos eléctricos. 

Realidades y estadísticas de la industria.
Los registros de las empresas y autoridades, no resultan muy acertadas en sus análisis sobre la causa raíz de los accidentes eléctricos, las estadísticas claramente muestran otra realidad. Los accidentes fatales eléctricos, por choque y arcos eléctricos, se encuentran entre las principales causas de muerte en la industria, dependiendo el país se puede encontrar entre el 3ro y 5to puesto, y muchas veces representa más del 25% de los fallecimientos en la industria.
Quienes desarrollan y actualizan los programas de administración de la seguridad e higiene en las empresas deben poner especial atención en este tema, porque lamentablemente menos del 1% del personal que trabaja a diario en o cerca de equipos eléctricos, está calificado para hacerlo. 

La problemática parte desde la mala clasificación de los peligros y riesgos de los lugares de trabajo, donde se engloba la electricidad como peligro, sin diferenciar entre los diferentes riesgos, tales como los “choques y arcos eléctricos”
En la actualidad contamos con la Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo, NFPA 70 edición 2021, la cual no solo identifica los riesgos, sino que también nos permite dimensionarlos y controlarlos a través de diferentes herramientas y metodologías. 

Marco legal vigente y la norma NFPA 70E.
En la mayoría de los países de nuestra región tenemos autoridades que emiten normas y decretos en materia de seguridad eléctrica, sin embargo, en la mayoría de los casos el enfoque no es preciso y está algo incompleto. 
Si bien obligan a los empleadores a identificar peligros y riesgos, señalizarlos, desarrollar programas, procedimientos y manuales, seleccionar y proveer equipos de protección personal (EPP) adecuado, y capacitar al personal expuesto, entre otros controles, por lo general son ambiguos y quedan abiertos a la libre interpretación sin proporcionar los controles,  herramientas y metodologías concretas, en muchos casos sin siquiera identificar los riesgos específicos, su dimensionamiento y mucho menos hacer referencia a las mejores prácticas internacionales en la materia. 

Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo, NFPA 70 edición 2021


La norma NFPA 70E, Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo, en la actualidad y en los últimos 20 años, ha sido la norma de seguridad eléctrica por excelencia, la cual contiene los controles mas efectivos, plantea requerimientos obligatorios, metodologías y herramientas para la implementación de “PISE ́s” efectivos. La implementación de esta norma, cualquiera sea el país o industria, permite a las empresas dar cumplimiento con el marco legal vigente de la manera más efectiva. Las autoridades muchas veces no hacen referencia a esta, pero asumen que los funcionarios y trabajadores conocen las mejores prácticas internacionales, y cuando se llega a instancias de investigación, inclusive pueden ser sancionados por el incumplimiento de la misma. 

“Estamos en un año clave en materia de seguridad eléctrica, por el reciente lanzamiento de la NFPA 70E edición 2021, lo cual permite a empleadores actualizar sus programas y procesos de seguridad eléctrica. Desde hace años se trabaja con autoridades de gobiernos de la región para la adopción de la NFPA 70E o de sus principales conceptos dentro de su legislación, pero desafortunadamente ha sido un proceso lento e insatisfactorio para los que vemos esta realidad”.

Imagen instantánea de un Arco Eléctrico.

Peligro y riesgos eléctricos más comunes en lugares de trabajo. 
“El riesgo eléctrico más reconocido y supuestamente atendido, es el de choque eléctrico. Éste consiste en el paso de corriente a través del cuerpo humano, afectando el sistema nervioso y provocando contracciones musculares convulsivas; causando desde leves cosquilleos superficiales en la piel hasta la electrocución —muerte por choque eléctrico—, pasando por contracciones musculares leves hasta efectos tetanizantes, daños en órganos y tejidos, pudiendo provocar paros respiratorios, fibrilaciones y paros cardíacos, quemaduras de primero y hasta cuarto grado.
Sí, este grado de quemadura existe e implica la carbonización de músculos y huesos. 

Consecuencias de daños físicos a causa de choque eléctricos.

Arcos eléctricos: relámpago y ráfaga de arco.
Este fenómeno consiste en una falla eléctrica caótica donde en un instante (de milésimas de segundo) el equipo eléctrico y su entorno pueden transformarse en los cuatro estados de la materia de forma muy violenta. En su primera etapa, ocurre el relámpago de arco, a la velocidad de la luz, donde emite luz visible, ultravioleta e infrarroja, con temperaturas que pueden superar los 19,000 ºC.
En su segunda etapa, la ráfaga de arco presenta energía que viaja a la velocidad del sonido, generando una onda expansiva y de impacto, con altos decibeles y proyectiles de los materiales del equipo en sus distintos estados de materia, produciendo diferencias de presión extremas y un aumento de la temperatura de forma expansiva. 

Consecuencias de daños físicos a causa de arcos eléctricos.

Todo el evento de arco eléctrico se percibe como una explosión y afecta principalmente por la energía radiante del relámpago de arco, que por sus altas temperaturas usualmente provoca quemaduras en la piel, de primer a cuarto grado. Esa energía radiante puede alcanzar varios metros de distancia, y normalmente enciende la vestimenta cuando esta no es “RA “(Resistente al Arco), contribuyendo estas a las quemaduras.
La ráfaga de arco afecta principalmente por su onda de impacto, la cual muchas veces contiene metal fundido, plasma y proyectiles de metales y otros materiales que componen el equipo eléctrico y su entorno.

El peligro de los arcos eléctricos nos lleva a un cambio de paradigmas en la forma en que vemos la seguridad eléctrica. Durante años se relacionó el nivel de riesgos eléctricos con los voltajes de los equipos y sistemas eléctricos; a mayor tensión, se consideraba más peligroso, con típicos mensajes de: Peligro Alta Tensión – Peligro Alto Voltaje

Si bien es real que el riesgo de choque eléctrico por arcos a través del aire (arco de alta impedancia) aumenta a medida que incrementa la tensión, hoy sabemos que es en baja tensión donde se presentan con mayor frecuencia los arcos eléctricos y con más elevados niveles de energía incidente, dado que el flujo de calor del relámpago de arco lo define la magnitud de corriente de falla y la unidad de medida de esa energía radiante son las cal/cm2.

Adicionalmente, es en baja tensión, donde contamos con mayor cantidad de equipos y realizamos más tareas rutinarias. En niveles más bajos de tensión utilizamos más corriente, por lo tanto, donde tenemos los peores y más frecuentes riesgos eléctricos es en baja tensión. De ninguna manera debemos dejar de lado o minimizar el peligro de choque eléctrico, dado que es el que ocurre con mayor frecuencia, pero debemos adoptar en nuestro vocabulario, y agregar en nuestras matrices de riesgos y planes de trabajos seguros a los ARCOS ELÉCTRICOS.

Los Pilares de la Seguridad Eléctrica.
Uno de los temas principales son los pilares de la seguridad eléctrica, cuatro áreas claves en los cuales se basa la seguridad eléctrica en lugares de trabajo y sobre los cuales se debe trabajar constantemente para que los “PISE ́s” sean procesos de mejora continua en las organizaciones. Los pilares son los que sostienen los “PISE ́s” y como una mesa, tiene “cuatro patas” que son fundamentales para mantenerse estable y segura.
Asimismo estas deben tener una base, que es la que sostiene, que “administración”, que se refiere a la alta administración de las empresas, quienes deben estar conscientes de la realidad, a través de conocimiento actualizado para poder identificar claramente las necesidades y brindar todo el apoyo requerido para trabajar en ellos:

1- Ingeniería e infraestructura eléctrica.
Este pilar se refiere a los sistemas eléctricos, su diseño, uso y mantenimiento. La necesidad de conocer esta infraestructura crítica, contar con estudios de ingeniería y análisis de riesgos eléctricos, etiquetado de equipos que adviertan y dimensionen los riesgos, las distancias de seguridad, el EPP adecuado para trabajar en o cerca de estos, así como el programa de mantenimiento al sistema y sus equipos.

Ejemplo de “Etiqueta Peligro/EPP”, cortesía de IESRC.

2- Políticas y procedimientos.
Este pilar se refiere a las políticas de seguridad y mantenimiento eléctrico, toda la parte documental, administrativa para la gestión de la seguridad de los trabajadores y las instalaciones. La política de la empresa, los procedimientos críticos, específicos, manuales, permisos y metodologías de análisis de seguridad del trabajo, entre otros fundamentales para la correcta gestión de la seguridad en los sitios de trabajo. Son los lineamientos que los trabajadores tienen para interactuar con la infraestructura eléctrica de manera segura y darles confiabilidad a los procesos, en cumplimiento con el marco legal vigente y las mejores prácticas internacionales en la materia.

3- Calificación del personal.
Este pilar se refiere a la formación teórica y práctica de todo el personal que administra los procesos de seguridad, mantenimiento, uso y operación de los equipos eléctricos, así como del personal afectado y expuesto a los riesgos dentro de la organización. Debemos tener programas que proporcionen y aseguren la formación continua para asegurar que todas las personas comprendan sus roles en el proceso y éste sea efectivo. El conocimiento y la aplicación de las políticas, procedimientos, manuales, permisos, metodologías de análisis y evaluación de riesgos, como de las mejores prácticas para el trabajo seguro en base al marco legal vigente de su país, organización e infraestructura eléctrica.
Toda persona que trabaje en o cerca de equipos eléctricos debe estar calificado, es decir, tener y haber demostrado su conocimiento y habilidades para el mantenimiento y operación de equipos específicos, que conozca los peligros inherentes, así como los controles de seguridad.

Ejemplo de Certificado de Rendimiento Educativo, cortesía de NFPA

4- Elementos de Seguridad Eléctrica.
Este pilar se refiere a todos esos elementos físicos que los trabajadores pueden utilizar, para aislarse, alejarse, protegerse o interponer entre ellos y los equipos eléctricos energizados. 
Los elementos de seguridad eléctrica (ESE) comprenden los EPP básicos, especiales contra choques y arcos eléctricos, trabajos en alturas, espacios confinados, herramientas, equipos de prueba, medición, barreras y barricadas entre otros. Los ESE deben ser seleccionados en base las actividades y planes de trabajo específicos, niveles de riesgo, distancias de seguridad y en definitiva con base en los análisis y evaluaciones de riesgos realizados según las actividades a realizar en o cerca de su infraestructura eléctrica, las políticas y procedimientos de la empresa, así como procedimientos para la correcta administración de los ESE y la calificación del personal.

Estado de EPP no adecuado.

Conclusiones
Nos enfrentamos a una problemática clara en la región, que debemos enfrentar con conocimiento actualizado, las empresas asumen estar atendiendo la seguridad eléctrica, pero están lejos de cumplir con la normativa y el marco legal vigente, mucho menos tener “PISE ́s” efectivos, lo cual se refleja en las tristes estadísticas. 
Existe una necesidad de actualización en el conocimiento a todo nivel de las organizaciones, apegarse a las mejores prácticas internacionales en la materia y contar con el respectivo apoyo de la alta administración para atender todas las necesidades de seguridad eléctrica de los centros de trabajo. Cuando atendemos los pilares de la seguridad eléctrica, podemos estar seguros de que tendremos la máxima seguridad para el personal que trabaja en o cerca de equipos eléctricos, una alta tasa de disponibilidad del sistema eléctrico, mayor confiabilidad en los procesos productivos, reducción significativa en costos por fallas y accidentes eléctricos, la satisfacción de todos los colaboradores y el cumplimiento normativo de todas las exigencias laborales de su país de la manera más efectiva. Apegarse a los requerimientos de la NFPA 70E, nos permite alcanzar con todo esto y nos da el prestigio y seguridad al que toda organización debe aspirar.


Alejandro Llaneza
Director General y Consultor Principal
International Electrical Safety and Reliability Consultants
Email: allaneza@iesrc.com

4 Comentarios

  • Manuel Alfredo Madrid

    Muy de acuerdo con lo expuesto.
    Creo que es muy importante que los organismos estatales de velar por el cumplimiento de las normas de seguridad estén calificados y reciban los entrenamientos adecuados para poder auditar una instalación, y verificar si los análisis de riesgos por relámpago de arco fueron hechos de forma correcta al momento de establecer los niveles de energía incidente. De esta manera se tiene la certeza de que el EPP sugerido por el líder de seguridad industrial es el apropiado.

  • Martin Mariani

    Excelente artículo, he estado leyendo varios artículos del Ing. Llaneza y es destacable el trabajo que ha realizado para toda la industria en la región, nos da grandes lecciones que debemos aprovechar. Gracias Fire Safety Report por incursionar en la seguridad eléctrica y con tan magnífico expositor. Espero poder acompañarlos los sábados de abril.

  • Rubén Ramírez

    Muy interesante Alejandro este articulo, necesario establecer y dar siguiento permanente al PISE las protecciones electricas, EPP. Sistemas de Puesta A Tierra., capacitacion en Arcos electricos, conocimiento y ejecucion de las medidas que establece la NFPA 70E.
    Alarmante que la causa raiz de lis incendios en las edificaciones sean de naturaleza de fallos electricos, asi como tambien el % de personal calificado trabajando en equipos e instalaciones eléctricas.
    Las fugas de aire comprimido son perceptibles a través del sonido que emite..una fuga hidráulica es perceptible a traves de una estela o msncha que deja esta misma, pero una fuga de corriente electrica no es tan perceptible pero si tangible en caso de un contacto del cuerpo con dicha fuga y con consecuencias desde leves hasta fatales.
    Falta mucho por hacer en la cultura de Seguridas Electrica.
    Gracias por compartir.
    Saludos.
    R.R.M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×